Oferta de Inversión

Antecedentes

César Juan Morero, el Fiduciario, es el socio principal de la empresa MORERO Semillas y Cereales S.A. , la cual opera en el Oeste de la Provincia de Buenos Aires desde 1981, año en el que la misma fue fundada, como productor, acopiador de Cereales y venta de Insumos Agropecuarios, alcanzando un volumen de comercialización de U$S 20.000.000, 00 anuales. Siendo estos los motivos que le aportan confianza a la empresa para presentar este proyecto de Inversión.

Fines

El fin de este propósito de Inversión Agropecuaria es el de permitirle a las personas que no tengan experiencia en el sector agrario y carezcan de un equipo de administración y planeamiento, formar parte de un negocio, como inversores, que necesita de un nivel de inversión importante para ser rentable; apoyarse de la economía de escala para disminuir los costos, lográndolo gracias al poder de compra y pago que aporta la unión de inversores; distribuir las zonas de cultivo para poder reducir los peligros que el clima implica en esta actividad; refugiar al capital aportado de las variantes que se puedan generar en la economía nacional mediante la inversión del mismo en productos con precio fijado en dólares, manteniendo su valor en dicha moneda; y además, compensar los riesgos asumidos con la vasta rentabilidad obtenida.

Propósito

Mediante un proyecto anual, se realizará el cultivo de cosecha gruesa para poder obtener la máxima creciente de ganancias, implementando las opciones que el equipo de trabajo crea, técnicamente, más convenientes. Disminuir los costos de producción del área sembrada para darle mayor provecho al capital contado. Beneficiarse impositivamente con las ventajas que brinda la ley de Fideicomisos, Nro. 24.441. Además, a través de un balance final, realizado una vez recolectado el total del cultivo, el socio podrá jactarse de los logros obtenidos tras un año de trabajo conjunto y retirar sin restricciones el total del capital aportado más la rentabilidad obtenida.

Fideicomiso

El objetivo de tomar la figura de Fideicomiso reside, principalmente, en que se le puede dar una completa protección al capital aportado, protegiéndolo de acciones legales que se puedan producir en contra del Fiduciante (inversor). Brinda, también, una perfecta garantía de transparencia a los inversores y concede hacer correctas proyecciones impositivas reduciendo el impacto del Impuesto a las Ganancias sobre esta actividad. El principal beneficio impositivo es que, cada uno de los inversores, puede liquidar individualmente el Impuesto a las Ganancias, incorporando a los resultados generados por sus otras actividades el resultado del ejercicio generado por el Fiduciario (administrador). El Fideicomiso es sujeto pasivo frente al impuesto a los bienes personales, no así los aportes de los Fiduciantes, quienes deberán considerarlos a la hora de liquidar dicho impuesto.

Rentabilidad

El promedio anual de rentabilidad supera ampliamente al que se pueda esperar de la mayoría de los canales alternativos de inversión financiera disponibles hoy en el mercado; siendo esta una de las razones que aportan confianza en este tipo de emprendimientos, alentándonos a la búsqueda de mejoras, aferrados a la experiencia y el prestigio previo, prestando el oído a nuevas ideas de trabajo, creciendo de la mano de la tecnología y la fe en el desarrollo y el futuro de un grupo de trabajo en el que cada parte aporta sus conocimientos.

Debido a su característica de renta variable, el Fideicomiso ha arrojado resultados distintos todos los años, teniendo un piso de un 6,4% de renta anual y un máximo de 59,8% hasta hoy, pero es de destacar que el promedio del quinquenio es de un 29% de renta promedio , arrojando a su vez un incremento de capital acumulado en 5 años de un 241% sobre el capital inicial. (Vale aclarar que la renta pasada no asegura los resultados futuros, solo sirve de antecedente).



Integración al Proyecto

El inversor se subscribirá mediante la celebración de un contrato, en el cual se detallarán las obligaciones de ambas partes y el fin para el que se realiza el mismo. Se tomará el dólar como moneda de referencia, no obstante, el total de las operaciones se realizará en moneda pesos, utilizándose la cotización de tipo de cambio vendedor para la integración del capital y la cotización de tipo de cambio comprador para la liquidación de la rentabilidad obtenida por las partes. El momento de suscribir al fideicomiso se establece en los meses de Marzo a Junio de cada año.

Desarrollo de la Inversión

El Fiduciario se encarga de contactar y alquilar los campos a sembrar. Así como también de carcelar los compromisos de pagos de arrendamiento, a medida que los vencimientos se cumplan. Luego evalúa junto a los responsables técnicos el planteo adecuado para cada establecimiento, a fin de determinar que cultivo tendrá mayor potencial de producción y generara una ecuación costo-beneficio más rentable. La zona de producción en la que se desarrollara la siembra esta ubicada en el oeste de la provincia de Buenos Aires, comprendida por los distritos de Tres Lomas, Trenque Lauquen, Pellegrini, Salliqueló, Guaminí y Daireaux. Los cultivos a implantar serán la Soja y el Girasol principalmente, y el Trigo y Maíz en aquellos momentos en los que las relaciones de precios los favorezcan. La supervisación y el control del correcto funcionamiento del plan de siembras estarán controlados diariamente por el Fiduciario, quien reside en el lugar, y posee vasta experiencia en la actividad. La liquidación final de la mercadería obtenida se efectuará una vez recogida la totalidad de la sementera, quedando sujeta a las demoras que pueda sufrir la cosecha de la misma. La retribución de la renta obtenida, sea en forma parcial o total, se hará mediante cheques en pesos, depósitos o transferencias bancarias, implementando la realización de recibos de pago por el Fiduciario (administrador) como constancia escrita del mismo. Se establece como fecha estimada para la liquidación del fideicomiso, el mes de Junio de cada año.

Consideraciones Esenciales en la Inversión

Para la correcta inversión del capital, se considerarán distintos aspectos que son fundamentales a la hora de desarrollar la siembra. Estos aspectos son: :: Elección adecuada de los campos a arrendar mediante los diversos métodos de arrendamiento, dependiendo de la calidad del suelo de los mismos. Además, se deberá intentar diversificar las zonas de acción para evitar el riesgo climático. :: Correcta contratación de Contratistas Rurales para la realización de las practicas agronómicas de siembra, diferentes pulverizaciones que necesiten aplicarse y cosecha de los cultivos; siempre con maquinaria de ultima generación que permita aprovechar todo el potencial de producción de los cultivos. :: Elección apropiada de Insumos y control de cultivos de manos de Ingenieros Agrónomos. :: Conveniente comercialización de la producción obtenida. Para esto se deberán considerar las variaciones que pueda sufrir el mercado, utilizando la herramienta de fijaciones del precio, a través de contratos de venta a futuro. :: Contratación de seguros agrícolas Multirriesgo, obteniendo una cobertura sobre posibles daños por granizo, inundación, sequía, vientos fuertes, heladas o falta de piso en cosecha.